Colaboraciones y Sorteos

Nuevos purés de Nestlé sin azúcares añadidos (con #sorteo)

Empezamos la temporada de pruebas de nuevos productos de Nestlé. Y esta vez vienen con novedades para seguir cuidando la alimentación de los más pequeños de la casa.

La verdad es que tenemos que empezar a leer con detalle las etiquetas de los productos que consumimos. Y si lo empezamos a hacer nos daremos cuenta de la cantidad de azúcar, grasas y demás ingredientes que no son saludables.

Cada vez son más las voces que escuchamos para concienciarnos de que necesitamos cuidar la alimentación, y la industria alimentaria tiene que empezar a cambiar otorgando un mayor protagonismo a lo natural.

Nestlé en este sentido está dando pasos hacia una alimentación más sana, y por ello, ha sacado estos nuevos purés #sinazucaresañadidos. La variedad es amplia y puedes encontrar tanto de frutas como de verduras.

Desde El Planeta de A siempre recomendamos el consumo de frutas y verduras directamente. Pero lo cierto es que en algunas ocasiones estos productos nos sacan de algún apuro.

Y para celebrar este avance, que mejor manera que sorteando un estupendo lote de productos como el que hemos ido mostrando en las fotos. Exactamente el lote contiene:

    • 4 Bolsitas NATURNES BIO Pera Plátano 90g
    • 4 Bolsitas NATURNES BIO Manzana Pera Plátano 90g
    • 4 Tarritos NATURNES BIO Manzana Plátano 120g
    • 4 Tarritos NATURNES BIO Plátano Manzana Pera Melocotón 120g
    • 4 Bolsitas NESTLÉ Manzana Plátano Avena 90g
    • 4 Bolsitas NESTLÉ 4 Frutas 90g
    • 3 Tarritos NESTLE SELECCIÓN MULTIFRUTAS 2x200g
    • 4 Tarritos SELECCIÓN MANZANA PLÁTANO NARANJA 190g

Puedes participar desde nuestros perfiles de Facebook, Twitter e Instagram. Tienes hasta el próximo 19 de octubre para hacerlo!

Anuncios
Leyendo con los peques

¡Este niño está en la Luna! #HoyLeemos

Hoy os traemos nuestra última incorporación en la biblioteca de El Planeta de A: ¡Este niño está en la Luna!, de Bellaterra Música Editorial, con poemas de Martina Escoda, Música de Marta Canellas, ilustraciones de Muntra Vicente.

¿Cuál es el hilo argumental del libro?

El protagonista del libro es Luca, un pequeño que está rodeado de muchísimos juguetes, pero se aburre con ellos. Tiene ya tantos, que se encuentra saturado, así que echa mano de su mayor aliada, LA IMAGINACIÓN!! Ella sí que le da juegos entretenidos y divertidos!! Con la imaginación es capaz de recorrer multitud de planetas y disfrutar de cada uno de ellos.

Todos los planetas tienen un nombre: Planeta del mar charlatán, Planeta del silencio,  Planeta de los coches-luna, Planeta de los árboles bailarines, Planeta de les flores invisibles, Planeta de las nubes risueñas, Planeta de las pelotas traviesas, Planeta de los cuentos dormilones. Y cada uno de ellos está asociado a un poema que puedes leer en cada página del libro, o escuchar en forma de canción en voces preciosas de niños y niñas, gracias al CD que viene incluido.

¿Qué aspectos se trabajan con este libro?

“Este niño está la Luna” es un recurso atractivo para los niños y las familias en general, y sirve para despertar y fomentar a través de la música y la poesía el valor de la imaginación en los niños. El cuento pertenece a una serie de Bellaterra Música Editorial que se titula Valores y Música. Podéis ver la colección completa AQUÍ.

¡Una serie para aprender valores y disfrutar de la música!

Como actividad adicional, el libro incluye algunas páginas para que los más pequeños puedan colorear al protagonista, y a algunos de los elementos que nos vamos encontrando a lo largo de sus página.

Bellaterra Música, Ed. inició su actividad durante el mes de setiembre del 2002 en Bellaterra (Barcelona) con el fin de editar y difundir material de calidad relacionado la con enseñanza de la música y de la danza tanto para niños y adultos como para profesionales del sector.Bellaterra Música, Ed. es un sello de A sense of music s.l. y representa la actividad editorial de El Musical centro de educación dedicado a la música y la danza.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

 

 

Hablando Bonito

Si me ayudas con mis conflictos, tendré menos frustraciones

Desde pequeños, nuestros hijos empiezan a tener conflictos, y en función de cómo reaccionemos nosotros como adultos, de la manera que tengamos de ejercer como padres, y del acompañamiento o no que hagamos en cada uno de ellos, estaremos influyendo en la manera que tendrán ellos de enfrentarse a determinadas situaciones. En este post, os daremos algunas pistas de cómo ayudarles a resolver esos conflictos desde un punto de vista positivo.

Siguiendo con nuestra serie de post #RETOHáblameBonito, llegamos al punto los conflictos, y sobre todo, a la manera en la que vamos a enseñar a nuestros hijos a resolverlos de una forma positiva y constructiva. En nuestro día a día con los niños, se producen situaciones cotidianas a partir de las cuales podemos ir “entrenando al peque” en la resolución de conflictos, puesto que cualquier cosa, la que menos nos esperemos, puede convertirse en una situación complicada. Y nuestra misión como padres y madres, es acompañar en ese camino del aprendizaje, para que poco a poco vayan adquiriendo las habilidades necesarias que le permitan salir bien de esa situación, sin que se produzca frustración.

Para ello, vamos a tener en cuenta los pilares fundamentales, basados en la Disciplina Positiva, talque se muestran a continuación:

El hecho de no aprender a gestionar conflictos, puede provocar en un futuro bastantes frustraciones. Ya en este otro post (10 Tips para acompañar las frustraciones), nos adentrábamos en  conocer un poco más que son estas emociones y cómo podemos ayudar y acompañar ese sentimiento para conseguir el resultado idóneo. Las frustraciones empiezan a salir desde bien temprano, de muchas maneras y en función de la etapa en la que se encuentro el niño.  Por ello, guiar a nuestros hijos resulta fundamental para su  desarrollo como personas, y en felicidad.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

  

Leyendo con los peques

#HOYLEEMOS “EL SECRETO DE BLEF: BÉSAME SI QUIERO”

Con la reseña del libro “El Secreto de Blef: Bésame si quiero”, de EMONAUTAS, nos adentramos de nuevo en el mundo de las emociones. Es un libro sencillo y con ilustraciones preciosas que os recomiendo incorporar desde ya en las colecciones de vuestros peques!!

¿Cuántas veces les decimos a nuestros hijos al llegar a algún sitio que le den un beso o un abrazo a otra persona? Y lo peor de todo, ¿cuántas veces los obligamos a hacerlo?. Muchas, ¿verdad?. Pensemos por un momento, ¿nos gusta a nosotros, como adultos, que nos obliguen a besar o abrazar cuanto no tenemos ganas? Pues de esto precisamente trata El Secreto de Blef: Bésame si quiero, y lo hace de manera muy sencilla, como os cuento a continuación:

Al llegar al colegio, Blef, un ser que proviene de otro planeta, se da cuenta que todos los niños y niñas que están allí tienen unos labios muy grandes. Esa característica le llama especialmente la atención, puesto que su boca, en comparación con ellos, tiene unos labios mucho más finos. La curiosidad le lleva directamente a preguntarle a su mejor amiga, Laura, que le cuenta que sus labios así porque van dando besos constantemente  cuanto otras personas lo piden. Esto sorprende muchísimo a Blef, que le pregunta… ¿aunque no te apetezca? Laura contesta que sí, que aunque no les apetezca, ellos lo hacen porque es así.

Él, por su parte, le cuenta que en su planeta no están obligados a dar besos, que sólo lo hacen cuando les apetece. Y para llevarlo a cabo, tienen un pequeño truco, escuchar su voz interior, para saber con seguridad si quieren o no hacer algo. Esa voz hay que entrenarla poco a poco, al principio incluso cuesta escucharla, pero con tiempo irá sonando más y más fuerte y segura! A Laura esta idea le parece genial, y decide iniciar esta escucha interior. Conforme va realizando ese entrenamiento, sus labios van quedándonse más y más finos. Tanto, que sus compañeros del colegio también se interesan por lo que le está ocurriendo, y todos empiezan a poner en práctica ese truco que Blef les ha contado.

Me parece una historia preciosa, con un gran mensaje: no enseñemos a nuestros hijos a hacer las cosas por obligación, fomentemos la libertad a la hora de elegir. Con esta enseñanza estaremos pormoviendo en ellos la capacidad de decisión, pero también el no someterse ante los demás (valor tan importante en los tiempos que corren!). Esto no quita que se les enseñen las principales normas de cortesía al llegar o irse de los sitios (decir hola, buenos días, hasta luego, etc.), pero si ellos no quieren dar besos, que nadie les obligue!!

Ahora todos y todas estaréis imaginando a las abuelas y los abuelos, a los tíos y tíos, a las amigas de las abuelas ;-)… ¿o no?… Por ello, las autores ponen a nuestra disposición una Guía de Padres (al final del libro), en la que nos orientan sobre cómo actuar ante este situación que tanto debate puede generar: No dar besos, ¿es de mala educación?

El libro es de Emonautas, una editorial de literatura infantil respetuosa especializada en cuentos de educación emocional y en valores, liderada por Teresa Arias y Eva Clemente. Compartimos con ellas los valores y objetivos, y la manera en la que lo trasladan a cada una de sus publicaciones.

Si quieres adquirir el libro, puedes hacerlo desde AQUÍ.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

 

Hablando Bonito

Si me chantajeas, aprenderé a hacerlo yo también

Desde que empezamos esta serie de post bajo el lema #RETOHáblameBonito, estamos poniendo “encima de la mesa” frases cotidianas que se suelen decir a los niños de manera constante. y hoy, en este post queremos hablaros de algunas de ellas que llevan implícitas el chantaje.

Seguramente os suene fuerte la palabra chantaje, y más aún si la relacionamos con la educación de los niños, pero os aseguro que está presente más de lo que nos podamos imaginar en nuestro lenguaje, y en la manera de comunicarnos con ellos. ¿Cuántas veces hemos usado alguna de estas frases?

  • “Si no comes, no bajas al parque”
  • “Si no recoges tu habitación, no te voy a querer”
  • “Ponte al teléfono con los abuelos, o se van a poner muy tristes”
  • “Como sigas portándote así, se lo voy a decir a la seño”
  • “Si no me compras ese juguete, no te hablaré más”

Recurrimos a ellas con frecuencia, verdad? Pues ha llegado el momento de corregir también esto, y continuar construyendo nuestro camino para Hablar Bonito y desde la Calma a nuestros hijos en particular, y a los niños en general.  Y sobre todo, debemos hacerlo, porque al igual que si educamos con gritos o bajo el miedo, provocamos una serie de consecuencias que no deseamos para ellos.

Educar a base de chantajes provoca inseguridad, miedo, inmadurez, dependencia emocional e inestabilidad

Pero ¿cómo podemos “corregir nuestro lenguaje” para eliminar esas frases a las que tan acostumbrados estamos? Para conseguirlo, debemos afianzar algunas de estas premisas en nuestro día a día:

  1. Que nuestro amor incondional, como padres, es incondicional, independientemente de la conducta que tengan (que tendremos que corregir a través del acompañamiento). Es decir, independientemente de la acción o conducta que tenga el pequeño, él siempre debe sentir nuestro apoyo, que estamos ahí para ayudarle. No podemos establecer una relación directa entre amor y conducta, puesto que son cosas totalmente distintas. O quizás queremos menos a nuestros hijos cuando tienen una rabieta? No! verdad?, pues no le hagamos pensar que eso puede ser así, acompañemos el sentimiento en concreto que está teniendo lugar, y desde ahí, desde la conexión que hagamos con él, intentemos buscar soluciones conjuntas.
  2. Tenemos que ser ejemplo. No vale decir una cosa y hacer justamente lo contrario, puesto que al igual que con cualquier otro tema, el chantaje se aprende. Si no queremos que nuestros hijos nos hagan chantaje emocional, por favor, no se lo hagamos a ellos.
  3. También es importante evitar la sobreprotección. Los niños deben expresar sus emociones, las positivas y las negativas. Y nosotros, tenemos que estar a su lado para que aprendan a gestionarlas de manera adecuada. Lógicamente queremos nuestros hijos sean felices, ese es nuestro objetivo como padres. Pero la felicidad de ellos no se consigue cumpliendo todos sus deseos. Habrá ocasiones en que esos deseos no sean beneficiosos, o simplemente, vayan en contra de las normas que previamente habíamos establecido con ellos. Por ejemplo: es muy típico que nos pidan chuches, juguetes o estampas y cromos, casi a diario. Pero en casa tenemos unas normas, que además, hemos acordado con ellos. “Entre semana no se comen chuches”, “Sólo compraremos juguetes en ocasiones especiales”… Así que si se produce una petición al respecto, que imcumple alguna norma, y decimos que NO, debemos mantenernos en esa postura. Y no se trata de hacer una “lucha” con el peque, si no de hacerle entender que hay unas normas que tenemos que respetar y cumplir. Y sobre todo, porque llenarlos de regalos y comprarles todo lo que desean no logrará que sean más felices.
  4. Utilizar una comunicación positiva, manteniendo el diálogo según el nivel y la etapa en la que se encuentren, adaptándonos a su pensamiento, e intentando hacerles comprender la situación concreta y sus consecuencias. Para ello, como hemos comentado en numerosas ocasiones, la empatía juega un papel fundamental.

Es cierto que no es fácil desprenderse de todo lo que durante años hemos ido “viviendo” durante toda nuestra vida, pero tenemos que simplificar  y ponerle un poco de sentido común a nuestra manera de actuar con los niños. Por ello, termino con un texto de Carles Capdevilla, al que admiro y sigo en todo lo que hace, extraída de un post de Gestionando Hijos:

“Padres y madres tenemos que decirnos cosas bonitas a nosotros mismos en lugar de contarnos lo mal que lo pasamos. la educación de mis hijos es lo más trascendente que haré para la Humanidad y hay que hacerlo divirtiéndose y para eso necesitas la distancia que te da la ironía, tomártelo muy en serio pero reírte de tus fracasos. Por eso resalta que educar cada día es más difícil, pero no imposible, y si lo hacemos con sentido del humor a lo mejor nos sale bien”.

 

Hablando Bonito

Si me educas desde el miedo, tendré muchas inseguridades

Esta semana seguimos con nuestro #RETOHáblameBonito, descartando mitos arragaidos en la educación de los más pequeños de la casa, que en lugar de desarrollar y fortalecer su personalidad, la van mermando. Y en este post, nos toca hablar del MIEDO.

“Vente para acá, que va a venir un hombre y  te va a coger”; “Si no te duchas, nadie se va a acercar a ti”; “Ponte los zapatos que te van a comer las hormigas”; “Me va a dar algo por tu culpa”…

Os suenan? Verdad que sí?? Muchas son las ocasiones en las que en lugar de recurrir a la argumentación lógica y los motivos reales, utilizamos estas frases puesto que nos ofrecen un resultado inmediato. Pero ese resultado, no es nada beneficioso para nuestros hijos, porque en lugar de promover aspectos positivos para el correcto desarrollo de los niños, fomenta aquello que, si nos paramos a pensar, no desearíamos que se produjera.

Conocer las consecuencias de estos comentarios, nos ayudarán a continuar avanzando en nuestro proceso de cambio como padres y madres:

  • Mermamos su libertad: si constantemente estamos transmitiéndole al niño un lenguaje en el que lleve implícita la sensación de miedo, no dejaremos que se expresen y que actúen de manera libre. Lógicamente, como adultos, tenemos que estar pendientes e intervenir cuando la situación puede provocar algún daño. Pero lo que no podemos hacer es estar siempre con el “ay” en el cuerpo. Los niños se tienen que caer, tienen que experimentar, tienen que equivocarse para que así, puedan ir construyendo su personalidad.
  • No reforzamos  su autonomía: esta forma de educar, provoca una total dependencia del niño sobre el adulto, puesto que es éste último  el que aprueba o desaprueba cada una de sus acciones. Por tanto, no estamos fomentando el desarrollo de la autonomía del pequeño, si no más bien lo contrario.
  • No fomentamos su autoestima: la falta de autonomía, lleva asociada una falta de seguridad en sí mismo del niño, y por tanto, una baja autoestima.
  • Genera desconfianza: el constante estado de alerta y tensión, genera a su vez, una gran desconfianza  en el niño.

Sabiendo ya qué aspectos se refuerzan si elegimos una educación para nuestros hijos basada en el miedo y en los gritos, es el momento de empezar a utilizar otras herramientas que permitan hacer de ellos personas seguras de sí mismas, motivadas, fuertes, capaces de dialogar y respetar a los demás. La naturalidad y lógica que nos aporta la Comunicación positiva, hacen posible otra manera de educar, llena de beneficios y ventajas para el buen desarrollo que queremos, como padres y madres, para los niños.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

 

Colaboraciones y Sorteos

Probando los nuevos productos de Nestlé: NaturNés Selección y Papillas Pijama

Desde Nestlé Bebé  nos han enviado nuevos productos para que los probemos en casa y aportemos nuestra opinión. En esta ocasión los productos han sido los tarritos de Naturnes y las Papillas Pijama.

Hace unos días hemos recibido en casa las nuevas recetas de NaturNés Selección. 2 Nuevas recetas de frutas que se pueden tomar desde los 4 meses; y 3 nuevas recetas de carne para comenzar a dar a los peques a partir de los 6 meses.  Lo más destacable es que los Tarritos Naturnés Selección son recetas 100% naturales, especialmente adaptadas para bebé, ¡con un sabor y una textura caseros  al menos a mi peque, le encanta! De hecho siempre pide más cuando termina el tarrito!! Están elaborados con ingredientes de 1ª calidad, y no llevan ni conservantes ni colorantes, ni azúcares añadidos.

Os contamos nuestra experiencia con estos productos, y os dejamos este link por si queréis ampliar información al respecto:

MANZANA, PLÁTANO Y NARANJA // FRUTAS VARIADAS

Solemos tomarlas para merendar, y al peque le encanta. Sobre todo porque cuesta un poco que tome variedad de fruta entera, y de esta manera complementamos su dieta y ampliamos sabores. Además, su “manejo ”  y tamaño es muy adecuado para que ellos puedan tomarlo “solitos”!!

ZANAHORIA Y CALABACÍN CON PAVO // zanahoria y calabacín con ternera // VERDURITAS SELECTAS CON POLLO 

Éstos otros los usamos como complemento en la cena, junto con otro plato, puesto que ya se le queda pequeña la cantidad para su edad. El que más le ha gustado es el de zanahoria y calabacín con pavo. Esa mezcla le encanta!!

Aunque también le ha gustado muchísimo también el de verduritas selectas con pollo, la primera impresión, por el color verde, le ha echado un poco para atrás. No sé qué tienen los peques con el color verde en los  alimentos!!! Eso sí, una vez que lo ha probado, ha rebañado el bote hasta no dejar ni gota!!!

 

Ahora toca el turno de las Papillas Multicereales Pijama, la perdición de mi peque!!! Quizás sea porque de bebé no nos recomendaron dárselas por el peso que tenía. Así que ahora, de vez en cuando, antes de dormir, le preparamos una papilla con la que se “chupa los dedos”. Tengo que decir que yo también las he probado, y son irresistibles!!!  Su preparación es sencilla y rápida, sólo hay que mezclar la leche, con la cantidad de papilla indicada en la caja, remover y listo!!! Si quieres, también puedes preparlo en biberón.  A esto hay que añadir los beneficios nutricionales que tienen:

  • Con BL y hierro +, que contribuye al desarrollo cognitivo normal
  • Fácil disolución, gracias al CHE, Cereales Hidrolizados Enzimáticamente
  • Hierro, zinc y vitaminas A y C, que contribuye a la función normal del sistema inmunitario
  • Cereales 100% naturales
  • O% azúcares añadidos, contienen azúcares naturalmente presentes

Si quieres más información sobre las Papillas Multicereales Pijama, te dejemos este link con información complementaria.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…