RECURSOS

 El Pequeño A empezó a hablar bastante pronto. Sus primeras palabras fueron las típicas, mamá, cacá (papá), agua… y la siguiente ARTISTA! Y es que su abuelo Salvador se lo decía constantemente, tanto que de escucharlo y una otra vez, logró decirla. Tan pequeño y con esa palabra tan grande aún para él.

El lenguaje poco a poco fue desarrollándose, y las conversaciones con él son todo un placer. Sus ocurrencias, como las de todos los pequeños, nos divierten. Y como el tiempo pasa, y las palabras se olvidan, en este pequeño rincón vamos a ir recogiendo esos diálogos o expresiones que nos parecen ocurrentes o graciosas. Esperamos que os saquen la sonrisa como nos la saca a nosotros el Pequeño A!! 

 

#FRASES BONITAS