SI ME TRATAS CON RESPETO, APRENDERÉ A RESPETAR

Hoy toca hablar de respeto, y sobre todo, del respeto con el que tratamos a nuestros hijos. Si observamos un poco a nuestro alrededor, podemos sacar algunas conclusiones que, la verdad, no me gustan nada. Así que en este nuevo post, vamos a tratar sobre la importancia de todo esto.

Desde hace un tiempo venimos reflexionando sobre la Educación en Valores que le estamos ofreciendo a nuestra infancia. Hemos pasado de tener unos valores que provenían fundamentalmente por las creencias religiosas, a practicamente no transmitir ni inculcar algunos valores básicos a los niños.

Como comentaba en la entrevista que nos hicieron en #LaRevista de Madresfera, creo que esto ha generado un problema importante en la manera de interrelacionarnos unos con otros: hay una falta de respeto entre las personas, con el medio ambiente, con el entorno, en el ámbito educativo, etc… Y esto, debería empezar a preocuparnos, pero también a ocuparnos! Es el momento de tomar las riendas, de dejar de lado viejas prácticas y de poner a los niños en el centro, para darles la importancia que realmente tienen, y tratarlos como se merence: con calma, con educación, con respeto, sin gritos, ni castigos, ni chantajes…

Lo primero que tenemos que hacer como adultos, es dar ejemplo. Con esto somos muy repetitivos, pero es que es la técnica educativa con más éxito! 🙂 Es decir, nuestros hijos, deben ver como nosotros tratamos a los demás con respeto. Pero no sólo hay que tratar a los demás así, lo más importante es trasladar ese respeto a casa, al ámbito familiar.

Los valores y principios se enseñan en casa

Pero, ¿cómo podemos transmitir valores y principios a nuestros hijos? Con herramientas y recursos cotidianos que están a nuestro alcance es más sencillo de lo que imaginamos. A continuación os describimos algunos de ellos:

Con el juego

Si observamos a nuestros hijos mientras juegan, podemos ver cómo interactúan, por ejemplo, con el diálogo que establecen entre dos muñecos. Con esta observación inicial, vemos expresiones, maneras, y participar en el juego, para poner buenos ejemplos de diálogos respetuosos.

Hace poco estábamos viendo un canal de youtube de vídeos para niños que nos sorprendió muchísmo.  Dos niños jugaban con los muñecos de Peppa Pig, en un entorno de un aula, con la maestra, y otros alumnos. Y especialmente me llamó la atención la manera en la que  reproducián el papel de la maestra: a gritos, riñendo constantemente, si dejar que los alumnos intereactuaran… No sé si la tónica de este canal es así en general, pero en casa ya no lo hemos puesto más. Esa normalidad que se le da a ciertos comportamientos, no me gusta nada.

Lo mismo ocurre con los comportamientos y tipos de juego que se observan en el parque. Uf! el parque… otro día hablaremos sobre ello!! 😉

CON CUENTOS

Los cuentos son grandes aliados para trasladar conocimientos y enseñar valores. Y el mercado, afortunadamente, está lleno de títulos que nos ayudan a transmitirlos. Puedes encontrar una selección interesante realizada por Educapeques en este link. O la selección realizada por  Club Peque Lectores en este otro link.

PRACTICANDO UNA COMUNICACIÓN POSITIVA EN CASA

Y como base, teniendo y practicando una comunicación respetuosa y positiva en el entorno familiar. Un comunicación en la que tengan en cuenta las opiniones de todos los miembros, en la que se dialogue con calma y se tomen decisiones consensuadas.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s