Si me educas desde el miedo, tendré muchas inseguridades

Esta semana seguimos con nuestro #RETOHáblameBonito, descartando mitos arragaidos en la educación de los más pequeños de la casa, que en lugar de desarrollar y fortalecer su personalidad, la van mermando. Y en este post, nos toca hablar del MIEDO.

“Vente para acá, que va a venir un hombre y  te va a coger”; “Si no te duchas, nadie se va a acercar a ti”; “Ponte los zapatos que te van a comer las hormigas”; “Me va a dar algo por tu culpa”…

Os suenan? Verdad que sí?? Muchas son las ocasiones en las que en lugar de recurrir a la argumentación lógica y los motivos reales, utilizamos estas frases puesto que nos ofrecen un resultado inmediato. Pero ese resultado, no es nada beneficioso para nuestros hijos, porque en lugar de promover aspectos positivos para el correcto desarrollo de los niños, fomenta aquello que, si nos paramos a pensar, no desearíamos que se produjera.

Conocer las consecuencias de estos comentarios, nos ayudarán a continuar avanzando en nuestro proceso de cambio como padres y madres:

  • Mermamos su libertad: si constantemente estamos transmitiéndole al niño un lenguaje en el que lleve implícita la sensación de miedo, no dejaremos que se expresen y que actúen de manera libre. Lógicamente, como adultos, tenemos que estar pendientes e intervenir cuando la situación puede provocar algún daño. Pero lo que no podemos hacer es estar siempre con el “ay” en el cuerpo. Los niños se tienen que caer, tienen que experimentar, tienen que equivocarse para que así, puedan ir construyendo su personalidad.
  • No reforzamos  su autonomía: esta forma de educar, provoca una total dependencia del niño sobre el adulto, puesto que es éste último  el que aprueba o desaprueba cada una de sus acciones. Por tanto, no estamos fomentando el desarrollo de la autonomía del pequeño, si no más bien lo contrario.
  • No fomentamos su autoestima: la falta de autonomía, lleva asociada una falta de seguridad en sí mismo del niño, y por tanto, una baja autoestima.
  • Genera desconfianza: el constante estado de alerta y tensión, genera a su vez, una gran desconfianza  en el niño.

Sabiendo ya qué aspectos se refuerzan si elegimos una educación para nuestros hijos basada en el miedo y en los gritos, es el momento de empezar a utilizar otras herramientas que permitan hacer de ellos personas seguras de sí mismas, motivadas, fuertes, capaces de dialogar y respetar a los demás. La naturalidad y lógica que nos aporta la Comunicación positiva, hacen posible otra manera de educar, llena de beneficios y ventajas para el buen desarrollo que queremos, como padres y madres, para los niños.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

 

Anuncios

Un comentario en “Si me educas desde el miedo, tendré muchas inseguridades

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s