Alternativas al castigo

alternativas-castigo
Después de publicar el post sobre qué es realmente “malcriar“, surge la necesidad de saber y conocer qué alternativas podemos utilizar para evitar el castigo. Pensamos que ésta es la única manera que tenemos para educar a nuestros hijos y no es así.

Nuestra sociedad está acostumbrada a utilizar el castigo en la educación de los hijos. Es tan habitual, que hasta los más pequeños, casi cuando empiezan a hablar, ya tienen esa palabra integrada en su leguaje.

Pero nos hemos planteado realmente qué objetivo se consigue con el castigo?

Pues la verdad es que sólo conseguimos, que por ese tiempo concreto, el niño o la niña deje de hacer algo específico, sin integrar ningún tipo de aprendizaje. Además, lo acostumbramos simplemente a obedecer (otro término integrado).

¿Queremos que nuestros hijos obedezcan órdenes de los mayores, o que sean responsables y respetuosos con las normas?

Bajo mi punto de visto, creo que es mucho mejor lo segundo, no? Y si queremos conseguir esto, debemos cambiar nuestros hábitos y nuestra manera de comunicarnos con los más pequeños.

Por ello, en este nuevo post, quiero comentaros algunas de las técnicas que podemos utilizar para educar sin castigos cuando se está produciendo cualquier tipo de conflicto con nuestros hijos.

1.- EVITAR LAS LUCHAS DE PODER

En el caso de que el pequeño esté empeñado en NO escuchar en ese momento, nosotros, como adultos, no tenemos que entrar en una lucha de poder puesto que lo único que se consigue de esta manera es entrar en un círculo vicioso, en el que la ira y el enfado irán creciendo, y de manera desmedida e incontrolada. Es mejor esperar a que se calme, o darle algún tipo de orientación sobre cómo lo harías tú, en lugar de echarle un “sermón”. Y si estás nervioso o nerviosa, utiliza técnicas de relajación como la Técnica de la Tortuga, por ejemplo.

2.- Hacer preguntas

Formular preguntas para reconocer e identificar el problema es la base, puesto que con éste identificado, podemos buscar soluciones conjuntas que permitan una correcta solución del conflicto. De esta manera conseguimos que el pequeño pueda interiorizar poco a poco, esta manera de resolver los problemas y conflictos que pueda ir encontrándose a lo largo de la vida, utilizando la comunicación y el lenguaje respetuoso.

3.- Empatiza y expresa como te sientes

Si además de ayudarles a identificar el problema y buscar soluciones, conseguimos ser empáticos con ellos, poniéndonos en su lugar, dándole nombre a los sentimientos que puedan surgir (por parte de todos los miembros presentes en el conflicto), los resultados serán aún mejores.  Siempre además, con el uso de una comunicación respetuosa, donde se tengan en cuenta las necesidades de todos

4.- Utiliza las consecuencias lógicas

¿De qué sirve castigarle sin bajar a la calle por no haber recogido los juguetes? Esto no tiene ningún tipo de aprendizaje incorporado y no repara la acción. Por ello, debemos poner en práctica las consecuencias lógicas, es decir, las relacionadas directamente con lo que el pequeño no ha hecho bien. Haciéndole entender qué está bien y qué no.

A parte de las consecuencias lógicas, están las consecuencias naturales, que son las que se dan directamente si necesidad de nuestra intervención. Por ejemplo: “Pablo, ponte el abrigo para salir que hace frío. Pablo no quiere ponerse el abrigo, y nosotros no le obligamos. Cuando sale a la calle siente frío y se lo pone. Ha podido comprobarlo por sí solo,  y sabe que lo mejor que puede hacer es ponerse el abrigo”.

5.- y sobre todo Ten paciencia

Toda esa paciencia (o más) que tienes con el resto de la gente de te rodea. Toda, toda y más, debemos tener con nuestros hijos. Nadie nace aprendiendo y no podemos exigirles a los niños que hagan las cosas de manera inmediata, puesto que deben integrarlas poco a poco. Su cerebro necesita más tiempo para asimilarlo todo. Demos tiempo al tiempo, que si estamos sembrando, cuando menos lo esperemos, estaremos recogiendo los frutos.


también te puede interesar…

malcriar     post_claves_comunicacion_positiva

Anuncios

2 comentarios en “Alternativas al castigo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s