8 Técnicas para guiar el enfado de los niños (2ª parte)

post2_tecnicas_enfado

Durante el reto “Enfadarse sin pegar” de Edúkame hemos aprendido a identificar, poner nombre y establecer límites (desde el respeto y la comprensión) a todo lo que rodea el enfado en los niños. En el primer post, os lo contamos todo (pincha aquí para recordarlo). Y en este post, queremos mostraros  algunas herramientas y técnicas que nos pueden ayudar a encaminar esa mezcla de sentimientos.

Sabemos que la teoría está muy bien, pero que cuando llega la hora de la verdad, la práctica, el día a día, las cosas no funcionan tan fácilmente. Por eso, creemos que los retos de Edükame, además de darnos la visión completa de lo que ocurre en el mundo de los niños, nos ofrece herramientas prácticas que podemos probar con ellos de manera fácil y sencilla. Y eso es lo que nos faltan a las padres y madres de hoy en día, un buen repertorio de herramientas para manejar correctamente las situaciones. Así que en este post, nos vamos a centrar en ello, en plantear algunas de las que nosotros ya hemos probado.

1.- El Poder de las palabras

Trasladar a los niños y niñas que la mejor manera de arreglar los conflictos, es a través de las palabras. Aunque cuando son pequeños, esto no es fácil, puesto que todavía no tienen muy interiorizada la posibilidad de negociación, sí que podemos ir ofreciendo frases tales como:

“Con las manos no podemos arreglar esto, pero sí con las palabras. El poder está en las palabras”

De esta manera, deslegitimamos la violencia, y le damos importancia a la necesidad de hablar y expresar lo que les gusta y lo que no les gusta.

2.- Contar cuentos

Para mí es una de las herramientas más bonitas, y además, cada vez hay cuentos más concretos para tratar cada aspecto, situación o sentimiento, etc. Edükame tiene uno en este reto “La rabieta de Julieta”. Si además de leer el cuento, interactuamos con los peques, podemos extraer muchas conclusiones que nos ayudarán a comprender qué está pasando, y cómo podemos ayudarles.

3.- Técnicas para descargar la rabia

Teniendo claras  las emociones que se producen (identificadas y nombradas), podemos proponer al peque descargar tensión, sacar el enfado. Algo que no me había planteado antes era la posibilidad de utilizar algún elemento para descargar esa rabia (como actividad para continuar el acompañamiento emocional). Y es cierto que utilizar una pelota o cojín, para verbalizar y exteriorizar qué nos está ocurriendo (primero, y como ejemplo, el adulto, y luego el pequeño) es muy útil para no llegar a más.

También resulta muy efectivo dibujar el enfado. Se le da al peque lápiz y papel y se le pide que exprese el enfado. Seguramente al principio hará “garabatos rapidos e intensos”, pero si se continúa dibujando, poco a poco, irá calmándose y expresando su sentimiento de manera más tranquila.

4.- Técnicas de relajación

Una técnica muy sencilla que pudimos aplicar con el peque, fue la “técnica del globo”.  Hay que tumbarse boca arriba en el suelo, con un globo encima de la barriga. Nuestro vientre funcionaría como un globo que se hincha y se deshincha gracias a la respiración. Se repite 5 veces este ejercicio, para trabajar la respiración con el niño, y de esta manera calmar su ira y su enfado.

5.- La mirada positiva

Si escuchamos con atención a nuestro alrededor, podemos observar que en la mayoría de las ocasiones sólo se resalta la parte negativa, lo que tenemos corregir en la otra persona; y con menos frecuencia, somos capaces de mirar de manera positiva todo aquello que sí realiza bien. En este caso concreto del enfado, hay trasladar al peque “lo bien que lo hace” cuando no actúa de manera agresiva, y “lo bien que nos sentimos todos” cuando esto es así. Por ello, frases como las que a continuación aparecen, resultantes muy efectivas en esta enseñanza:

“Qué bien estáis jugando al fútbol hoy”; “Veo que os lo pasáis muy bien así”; “Qué mayor! has recogido todos los juguetes tú solo”

6.- Empoderamiento y autoestima

Podemos empoderar a nuestros hijos ofreciéndoles seguridad para expresar sus sentimientos, siempre a través de las palabras, y mostrándole comprensión y ayuda cuando lo necesita. Todo ello, además, hará crecer su autoestima y su autocontrol. Ignorar, relativizar, quitar importancia a lo que está sintiendo, no es manera de ayudar, al contrario. Los padres y madres, debemos guías en su camino y en su aprendizaje.

7.- Enseñar técnicas de negociación

Conforme van creciendo nuestros hijos, podemos ir incorporando nuevas herramientas para la resolución de conflictos. En línea con “el poder de las palabras”, la negociación es una habilidad muy importante, en la que no se necesita de la violencia para llegar a acuerdos. Es importante analizar con ellos la situación que se producido, localizando el problema e intentando buscar soluciones. A través de preguntas y del diálogo con ellos, podemos contribuir a que ellos, por sí solos, y poco a poco, vayan reflexionando. También existen otros recursos educativos que fomentan el aprendizaje de la negociación (cuentos y juegos ). Edükame presenta un juego muy divertido que nos ha venido como anillo al dedo: Flibber Carrera.

8.- El amor

Uno de nuestros objetivos como padres y madres, es dar seguridad a nuestros hijos. Esa base será ideal para luego ir construyendo los cimientos de su personalidad. Y qué mejor manera que hacerlo a través del amor, de nuestro cariño, pero expresándolo de verdad, diciéndole “te quiero” cada día, dándole abrazos y besos… eso sí, sin obligarles… y dedicándoles tiempo de calidad, estando presentes.

Algunos juegos interesantes que fomentan el contacto con ellos, pueden ser: jugar a las cosquillas, a dibujar con los dedos en la espalda, a ver cuántos tipos de abrazos o de besos se pueden dar, etc… Todos ellos fomentan la importancia de las manos para “hacer cosas bonitas”, en contraprestación a la violencia (que no es nada bonita).

Nuevamente tenemos que agradecer a Edükame por los contenidos tan buenos que ponen a nuestra disposición, y sobre todo, por la cantidad de herramientas prácticas (técnicas, juegos, cuentos, etc…) para utilizar con nuestros peques.

No olvides que invertir en educación, es invertir en el futuro! Así que no lo dudes, y échale un vistazo a la variedad de cursos y retos que tienen en su web, así como a su gran biblioteca.


También puede interesarte… 

enfadarse-sin-pegar  post_educar-sin-gritos

Anuncios

Un comentario en “8 Técnicas para guiar el enfado de los niños (2ª parte)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s