BALANCE DEL PRIMER AÑO DE COLE

Balance del Primer año de Cole

Balance del Primer año de Cole

Parece que fue ayer cuando estábamos preparando la mochila nueva, con nervios, para el primer día de cole. Tan pequeño, ese cambio de la escuela infantil, acogedora, manejable, al cole, inmenso, con tantos niños, con la sensación de más distancia y con la necesidad imperiosa de coger el camino de la autonomía… Y ya ha pasado el curso completo. No podía imaginar que pasara tan rápido, en un “plis plas”, pero así ha sido. Toca hacer balance y aunque hay algunos aspectos que me gustaría que fueran de otra manera, tengo que decir que LOS NIÑOS SIEMPRE NOS SORPRENDEN!

Y algunas de esas sorpresas han sido:

1.- La adaptación al medio

Los padres (y los abuelos) nos adaptamos peor que los niños: la idea del primer día de cole, con llantos y pucheros no se quitaba de las cabezas de toda la familia de El Planeta de A. Pensábamos que iba a costar más trabajo, y por ello, nos acogimos al plan de adaptación. Nuestra sorpresa fue ver cómo llegado el esperado día, el peque entraba “tan fresco”; y lo mejor, que en días posteriores se le hacía eterno el tiempo de espera hasta que llegaba su hora par entrar. Así que nos quitamos de la adaptación, y sin más, empezamos a cumplir la jornada completa.

2.- El baño y lo que ello conlleva

En el cole del Pequeño A no hay apoyo a las clases de 3 años para el momento de ir al baño. Así que era algo que tenía que abordar desde el principio solo. El pipi no era problema, pero la caca, por más que habíamos ensayado, sabíamos que traería sus consecuencias. Pero también te sorprenden aquí, y aunque algún día “ha traído huellas”, la verdad es que se las manejado a la perfección para ser lo suficientemente autónomo.

3.- La autonomía

Este es el gran objetivo que nos planteó la seño para el primer curso, conseguir que fueran más autónomos. Y tengo que decir, que la evolución ha sido evidente. Aunque en casa también fomentamos el desarrollo de esa autonomía, es cierto, que la actividades que han llevado a cabo en clase han ayudado enormemente.

4.- La socialización

Este aspecto también me preocupaba los primeros días. El pequeño A no conocía a ninguno de los niños que había en su clase.

Balance Primer año de Cole

Balance Primer año de Cole

Nos asomábamos al patio, y veíamos que jugaba solo, pero eso solo ocurrió unos días. Al poco tiempo ya tenía claro quienes eran sus amigos. El concepto de amistad es algo que surgió de una manera muy arraigada. Él distingue entre quienes son sus amigos y quienes son solo compañeros de clase. Y es cierto también, que se reúnen, no de manera aleatoria, sus amigos tienen mucho que ver con su personalidad y su forma de actuar. Tengo la sensación que en eso ha salido a mi, primero observa, y luego actúa…

5.- El aprendizaje

Aunque el cole del peque no tiene una metodología innovadora o alternativa, sí han trabajado por proyectos, y el resultado ha sido increíble. No tanto por lo avanzado, sino por la curiosidad que ha despertado en él, la necesidad de conocer más sobre las letras y los números, sobre cada proyecto trabajado, y por la motivación general que le produce ir cada día allí. En este aspecto, hablo de la calidad y no de la cantidad. No me preocupa, ni me corre prisa que aprenda a leer o escribir desde ya… Ya tendrá tiempo de hacerlo, y de hecho no creo que sea beneficioso adelantar etapas del desarrollo. Lo que sí me gusta es precisamente esa curiosidad innata en los niños, y que esperemos que podamos seguir cultivando.

¿ Qué he echado en falta?

Balance_cole_planetadeA

Principalmente he echado en falta el fomento de las artes en general, más mancharse las manos, más música libre, más técnicas de relajación y más educación emocional. Creo que a la Escuela Pública (aunque cada vez hay más progreso), le falta continuar avanzando, quitarse el corsé administrativo, y empezar realmente a “acompañar en el aprendizaje“; teniendo en cuenta la diversidad que se produce en el aula, los disitntos ritmos de aprendizaje y las diversas inteligencias que salen a flote, y que seguramente si no fomentamos, irán marchitándose y acabando con la motivación que todo niño tiene por descubrir y aprender.

Todos estos aspectos los trabajamos en casa, y de esta manera complementamos. Pero qué bonito sería que lo pudieran hacer en clase! Imaginación al poder, please! 😉

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s